[Cultura y mitología] Los dragones y su significado

22:35


El dragón es uno de los animales con más significado espiritual en nuestra historia, así lo han reflejado un sin fin de culturas. Por eso, conocer el significado espiritual del dragón puede ayudarnos también a conocernos a nosotros mismos, saber más acerca de nuestro modo de actuar y cómo podemos ser mejores personas, tanto con nosotros mismos, como con los demás.

Hay dos cuestiones fundamentales en torno al simbolismo del dragón y estas son fuerza y poder. Dos cualidades determinantes para definir la personalidad del dragón de un modo preciso. Además, en la cultura china el dragón tiene un papel fundamental y esto se debe a que es considerado como una representación de la lluvia y del agua. 

La imagen y la figura del dragón varían en las diversas culturas que lo han representado. La cultura occidental ha imaginado a los dragones como reptiles gigantes y alados, inspirados en las serpientes y en otros reptiles, como los cocodrilos, caimanes y gaviales. Añaden a estas criaturas rasgos tomados de otras clases animales (alas, cuernos) o fantásticos (un aliento de fuego). Los dragones orientales tienen también por lo general apariencia serpentina, pero mezclada con características de otros animales, y casi nunca tienen alas.

Personalidad del dragón

La personalidad del dragón está marcada por la sabiduría que representa este animal. Lo cual, es algo positivo. Este concepto es precisamente lo que en realidad representa la personalidad del animal. Esta sabiduría en el terreno práctico se traduce en una gran vitalidad y énfasis. Por eso, se dice que las personas que se identifican con el dragón son personas que tienen energías positivas porque nunca se cansan de trabajar y de perseguir sus metas. Esto, es lo que les hace sentirse siempre los protagonistas.

El terreno espiritual del dragón queda marcado por su sinceridad, espontaneidad. Esta gran energía que desprende y gran capacidad de decisión es lo que hace que el dragón posea una personalidad de líder, de espíritu incansable. Por tanto, para que este carácter del dragón no pueda jugarle malas pasadas deberá aprender a expresar sus sentimientos o sus intenciones de otro modo.

El dragón está presente en la mitología de diversas culturas, como china y europea con simbología diferente. Sin embargo, el dragón representa lucha, fuerza, y es visto como un guardián que ayuda a mantener el orden que lleva al inicio de un universo, o el descubrimiento de un lugar sagrado.

Los mitos de los dragones surgieron con las observaciones de pinturas rupestres, de fósiles de dinosaurios, y de otras criaturas gigantes, como el cocodrilo.

El dragón es una figura importante, y es común que los individuos lo escojan como opción para ser tatuado en cualquier parte de su cuerpo, como símbolo de fuerza, energía, fertilidad, fortuna, o considerando su simbología en la cultura occidental es visto como animales indomables, peligrosos, que representan los espíritus del mal, destructores de la familia, la vida, y los hogares.  

Los tatuajes de dragones, suelen aparecer en distintos diseños, siendo especialmente recurrentes en las culturas celta, china y japonesa, más que en ninguna otra. Los lugares en los que más se tatúan dragones es en el pecho, la parte superior de los brazos y hombros, la espalda y también la parte baja de las piernas. Pasemos a conocer algunos de los significados de los tatuajes de dragones.


Dragones japoneses

Los dragones son una de las criaturas más importantes en la cultura japonesa, son criaturas acuáticas aunque, según se cuenta, en el pasado solían estar relacionados con las nubes y los aires. Antiguamente se creía que el primer emperador japonés era incluso un descendiente directo de un dragón y representan la protección de la familia y los seres queridos, la protección del hogar, el poder y la longevidad. Existen 4 tipos de dragones en Japón y cada uno tiene características únicas.

Tipos de dragones japoneses:

  • Sui-Riu: es el rey de los dragones, controla la lluvia.
  • Han-Riu: es el más grande de todos y esta cubierto por rayas.
  • Ka-Riu: es pequeño y de color rojo.
  • Fuku-Riu: es el dragón de la suerte.

Dragón en la mitología china

El dragón oriental, de origen chino, y conocidos en Japón, Corea, y otros países asiáticos, consta dentro de sus características con ojos de tigres, cuernos de ciervo, cabeza de cabello,  cuerpo de serpiente, agarras de águila, y orejas de toro.  

Los dragones en esta mitología son benévolos, y por ende, representan la energía de fuego, y su transformación. Así como, buena suerte, fortuna, y salud.

Por otra parte, los dragones se encuentran en el zodiaco chino, en el cual las personas que pertenecen a este signo son visto como superiores a los restantes signos. Las personas de este signo se representan por su ambición, dominio, vitalidad, fuerza, así como su lado apasionado en todo lo que hacen.    

Tipos de dragones chinos

  • Dragón con cuernos: simboliza que quien lo tiene es fuerte en sus palabras y consecuente en sus acciones, es un líder.
  • Dragón de tierra: representa una conexión con la Tierra, es quien pone las reglas.
  • Dragón amarillo: no tiene cuernos y representa el conocimiento, la sabiduría y el pensamiento.
  • Dragón celestial: se relaciona fuertemente con lo espiritual y lo divino, simboliza una fuerte creencia en lo que va más allá de la carne.


El significado del dragón en el horóscopo chino, tal y como hemos mencionado, está relacionado con su fortaleza. Pero debido a dicho carácter superficial, puede ser una persona tan odiada como amada al mismo tiempo. Así que son personas que deben ser responsables para ser consecuentes con todo aquello que hacen y no herir la sensibilidad de los demás.

El significado del dragón en el Feng Shui

El significado del dragón en el Feng Shui tiene una gran importancia en la conquista de la felicidad de cada persona. Se considera que en esta creencia, el dragón es lo que trae a la vida las oportunidades y las buenas energías.




Dragones de Occidente 

Los dragones occidentales son, en general, peligrosos, e incluso se les relaciona directamente con el demonio. También se les relaciona con el agua, pero de modo destructivo con inundaciones catastróficas a su paso. A diferencia también de los orientales han sido cazados o destruidos según las leyendas. 

Según la tradición occidental, para matar a un dragón hace falta una lanza de hierro. Es muy probable que el primer hierro que conocieron los humanos procediese de meteoritos, y, puesto que estos caen desde el cielo, se creía que su origen era celestial y por tanto  contaba con el poder para destruir el mal. 

A pesar de todo, no todos los dragones occidentales son malos y perversas bestias asesinas. En las leyendas Artúricas encontramos que cuando nació Uther Pendragón (el padre de Arturo), aparecieron en el cielo dos grandes dragones dorados para anunciar el nacimiento de un rey, y se utilizaron imágenes de estas magníficas bestias en escudos y estandartes. Incluso se dice que el nombre de “Pendragón” lo adoptó el propio rey Uther al ver un meteorito con forma de dragón, atravesando el cielo. 

Ya en tiempos más cercanos a nosotros, la figura del dragón en occidente ha adoptado matices más benignos en el mundo de la literatura y el cine, e incluso se le ha tratado como a un ser vivo que a pesar de parecer violento a primera vista, simplemente reacciona del mismo modo que lo haría cualquier animal de la naturaleza al verse atacado.       


Significado espiritual del dragón

El dragón encierra nuestra parte de sombra, eso que hay en nosotros y que, pese a la fuerza interna que tiene, no queremos aceptar pero que está allí. La sombra es una realidad del mundo dual que nos hace que si amamos a algo odiamos a lo contrario, que si deseamos esto, evitamos aquello. La pureza no puede existir en un mundo dual y de eso es de lo que se encarga el dragón, en decirnos que hay parte de sombra en nosotros.

La famosa idea del amor incondicional sólo es posible si no hay sombra, y porque no es siempre posible vivir así, tememos al dragón. En resumen: el dragón defiende todo aquello que no queremos ver, por eso se le teme. ¿Qué es entonces vencer al dragón? Es alcanzar la pureza del sentimiento y pensamiento no dual, es afrontar la vida desde una posición de autentico Iluminado, es trascender de nuestra condición humana para empezar a entrar en la dimensión Espiritual.

Características y leyendas de dragones 

En China se creía que controlaban el agua y que vivían en ella, y en ocasiones provocaban la lluvia. Los dragones celtas también se asociaban con el medio acuoso. Y la tribu de nativos americanos “seneca”, cuentan que sus dragones de fuego, los “Gaasyendietha”, viven en las aguas profundas, para no incendiar el mundo. 

Los dragones chinos pueden representar la buena suerte, el trueno o la sabiduría. Los de distintos colores están asociados con cada una de las direcciones o estaciones. Es el quinto signo del zodíaco chino: la gente nacida bajo este signo se dice que es honrada y enérgica pero irascible. 

Los dragones malignos (sobretodo los europeos en la edad media) se establecían cerca de los humanos y exigían sacrificios humanos, pero en muchas ocasiones eran vencidos por famosos cazadores de dragones o héroes. 




Otra leyenda similar la encontramos en África, donde la tribu de los Dausi cuenta que un Dragón llamado Vida asediaba la ciudad de Wagadoo y pedía el sacrificio de una joven al año a cambio de escupir oro por encima de la ciudad, pero un día un joven se enteró que la próxima victima tenía que ser su amada y éste decapitó a la bestia. La cabeza del dragón fue rebotando hasta la Costa de Oro, y por eso se dice que allí hay mucho oro. 



Diferentes tipos de dragones alrededor del mundo 

  • Dragones Serpiente: Normalmente asociados a los ríos, lagos u océanos abiertos. Son entidades enormes con forma de serpiente, sin extremidades, sin alas, fácilmente reconocibles por sus cabezas de dragón, que suelen lucir cuernos y fauces de cocodrilo. Algunos ejemplos son la Serpiente de Lambton (Reino Unido), la Guivre y la Gargouille (Francia), Jormungander, la serpiente de Midgard (leyendas nórdicas), Kitchi-at´husis y la Sanguijuela Gigante (leyendas de los indios americanos nativos), el Gigante Serpiente Cartaginense (antigua Roma), el Dragón de Poseidón (antigua Grecia), el Leviatán (Cristianismo) o los Dragones Serpientes y las Ballenas Serpientes (presentes en innumerables leyendas por todo el mundo) 
  • Semidragones: Son criaturas a medio camino entre serpientes y los dragones tal y como los imaginamos. En este grupo encontramos a los Lindorms (de dos patas, sin alas y muy parecidos a las serpientes) y los Wyverns (con un par de patas y un par de alas, más cercanos a los dragones). Otros semidragones son el Fafnir (Dinamarca), el Dragón marino (Babilonia) o el Tatzelwurm de cuerpo de serpiente y cabeza de gato (Austria y Suiza) 
  • Dragones Clásicos: Se trata del clásico dragón occidental, muy representado en la heráldica medieval, generalmente representando la Némesis de los héroes de las leyendas. Suelen tener un armazón impenetrable de escamas brillantes y están dotados de cuatro poderosas patas acabadas en garras. También se destaca una cola acabada en punta de flecha y por norma general dos alas parecidas a las de los murciélagos. En este grupo encontramos en casi toda Europa, la leyenda de San  Jorge y el Dragón, el Dragón de Wantley (Reino Unido), el Bunyip (Australia), el Dragón pájaro Piasa (EEUU), el Sirrush (Babilonia), el dragoncito del Monte Pilatos (Suiza) o los dragones aun vivos de Cómodo y Nueva Guinea. 
  • Dragones del Cielo: Se dice que algunos de estos magníficos seres perdieron su derecho sobre la tierra o al agua, pero ganaron el dominio del aire y los cielos, moviéndose  empujados por el viento, planeando o propulsándose con magníficas alas. Algunos ejemplos son los Amphipteres y las Serpientes Aladas (Reino Unido), Mertseger la diosa egipcia que guardaba las tumbas de Tebas (Egipto), Quetzalcoatl (México), las Deidades Dragones (China), los Pájaros cantores de la Tristeza (Japón) o las Serpientes aladas de Gales. 
  • Neodragones: En este grupo se engloba a aquellas bestias que sin ser estrictamente Dragones, tienen aun así, características típicas de estos animales. Es tal vez la evolución que el hombre ha hecho de estos seres a medida que pasaba el tiempo. Tenemos por ejemplo al Basilisco  y al Cockatrice que evolucionó del primero. Otro de estos seres míticos es Tarasque que originalmente vivía en Asia Menor, desovado por el mítico Basilisco, pero que termino “frecuentando” el río Ródano en Francia; y otro neodragón que de origen francés es el Peluda, cubierto de piel verde y plumas venenosas que podía lanzar a sus enemigos. La Hidra Learnaean griega, hija de Tifón y Equidna, con nueve poderosos cuellos terminados en una maligna cabeza con cuernos, es decir nueve cabezas de Dragón a los que Heracles se enfrentó. La Salamandra a pesar de ser un ser real, también tiene detrás una leyenda en la que se le confieren propiedades mágicas por su capacidad de adaptación a ambientes de altas temperaturas y los alquimistas medievales lo estudiaron con gran interés. Por último tenemos a los Cuellilargos y a los lagartos marinos, entre los cuales el más famoso es el habitante del lago Ness, Nessie, del que aun hoy en día se cuestiona si existe o no. 


Referencias



You Might Also Like

0 comentarios

Sobre la escritora

Mi foto
Deambulante de universos infinitos que solo habitan dentro de mi cabeza, recorriendo el largo y efímero camino que llamamos vida. Me gusta admirar el arte, leer un buen libro o manga, escuchar mi música, ver series anime o divertirme con un buen videojuego. Actualmente estudiante de ciencias de la informática, aspirante a programadora y a diseñadora gráfica en el futuro.


HUFFLEDOR
{ wear }


Translate

Follow by Email

Instagram